Adultos

Tiempo especial para papá: cómo hacer que suceda

Tiempo especial para papá: cómo hacer que suceda



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Creando tiempo de papá de alta calidad con tus hijos

Las interacciones de alta calidad con sus hijos ocurren cuando usted hace un poco más que simplemente cuidarlos. Pero puede ser difícil encontrar el momento en que hace malabares con largas horas de trabajo, tiempo para usted y tiempo con su pareja.

Aquí hay algunas formas simples de hacer que el "tiempo de papá" sea aún más especial:

  • Habla con tus hijos. Cuéntales historias y chistes. Escuchar hablar a los adultos ayuda a los bebés y a los niños pequeños a aprender, incluso si no pueden entender lo que estás diciendo. También te acerca más emocionalmente.
  • Lee con tus hijos. Leer en voz alta con sus hijos es una excelente manera de pasar tiempo juntos. Aún mejor, leer y contar historias ayuda a promover el lenguaje, la alfabetización y el desarrollo del cerebro.
  • Explica las cosas. Señale cosas que vale la pena notar o recordar, por ejemplo, una excavadora en un sitio de construcción, o una concha de cigarra en el patio trasero. Explique cómo funcionan si su hijo hace preguntas.
  • Por qué hablar es importante Los momentos en que sus hijos tienen su atención exclusiva son verdaderamente dorados. Si deja de hacer lo que está haciendo y le presta a su hijo toda su atención, también está dando un gran impulso a su desarrollo y autoestima.
  • Se un buen modelo a seguir. Su hijo aprende a interactuar con los demás a través de sus interacciones con usted. Cada padre tiene que decir 'no' y 'no' a veces, pero incluso estos pueden ser 'momentos de aprendizaje' si tiene claro el comportamiento que desea. Elogie a su hijo cuando coopere y demuestre cortesía. Esto le da un poderoso ejemplo a seguir.
  • Crea oportunidades de aprendizaje desafiantes. Si observa atentamente, descubrirá cómo mantener un juego dentro de la capacidad de su hijo: ni demasiado difícil, ni demasiado fácil. Por ejemplo, puede señalar dónde podría ir una pieza del rompecabezas, en lugar de dejar que se tambalee, o simplemente hacerlo por él.
  • Ofrezca opciones cuando pueda. Por ejemplo, en lugar de decir: "Ponte la camiseta", podrías decir: "¿Quieres ponerte la camiseta roja o la verde?" Una elección es una buena alternativa a una instrucción. Ayuda a construir independencia y alentar la responsabilidad, y le da a su hijo la sensación de que tiene cierto control en la toma de decisiones.
  • Usa tu sentido del humor cuando estás leyendo o explicando cosas. Se burlan juguetonamente. El humor y la diversión pueden ayudar al bienestar de los niños a medida que crecen.

La buena noticia es que no necesita capacitación especial para que estas interacciones sucedan. Es probable que ya estés haciendo muchas cosas buenas. No cada minuto con sus hijos será de alta calidad, pero saber cómo son las excelentes interacciones lo ayudará a crear más.

El calor y el afecto físico de los padres se asocian con una mayor autoestima y menos problemas sociales y emocionales en sus hijos.

El juego áspero y la caída

El juego rudo puede ser divertido para niños y adultos, y puede ser una especialidad de papá.

Además de darles a los niños la oportunidad de hacer algo de ejercicio, el juego rudo les permite probar con seguridad sus capacidades y límites físicos. También ayuda a los niños a aprender a ser fuertes sin ser agresivos. Y cuando juegan duro con sus papás, los niños pueden aprender a manejar las emociones como la ira y la emoción, así como el deseo de ganar. Este tipo de juego también ayuda a su hijo a aprender importantes lecciones sociales, como lo que es "justo".

Estos son algunos consejos para aprovechar al máximo el juego rudo con su hijo:

  • Mide tu juego sabiamente. Los niños que juegan con papá pueden emocionarse tanto que necesitan un momento de tranquilidad antes de acostarse, comer o vestirse. Tómese un tiempo para relajarse después de un juego brusco.
  • Establece algunas reglas básicas. Por ejemplo, cuando alguien dice que ha tenido suficiente o se lastima, es hora de tomar un descanso.
  • Cuando ocurra un golpe o una colisión ocasionales, calme las cosas, asegúrese de que su hijo entienda que fue un accidente y comience el juego nuevamente después de que las lágrimas estén secas.
  • Anime a sus hijos a seguir intentándolo cuando "pierdan".
  • Y recuerde: como el jugador más fuerte y más grande, es posible que deba dejarse dominar o atrapar para que otro jugador pueda 'ganar' al menos parte del tiempo.