Preadolescentes

Comunicación y relaciones preadolescentes: descripción general

Comunicación y relaciones preadolescentes: descripción general


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Relaciones familiares en la preadolescencia

Las relaciones familiares cambian durante la adolescencia, pero tienden a mantenerse fuertes durante estos años. De hecho, su hijo necesita el amor y el apoyo de su familia tanto como lo necesitaba cuando era más joven.

Al mismo tiempo, su hijo querrá más privacidad y más espacio personal a medida que crezca. Esto no significa necesariamente que su hijo tenga algo que ocultar. Es solo una parte natural de la adolescencia.

Los niños también necesitan más responsabilidad a medida que crecen hacia la edad adulta. La rapidez con la que transfiere la responsabilidad a su hijo depende de muchas cosas: su propio nivel de comodidad, sus tradiciones familiares y culturales, la madurez de su hijo, etc.

Para aprender a tomar decisiones seguras y responsables por sí mismos, los adolescentes necesitan su consejo, apoyo y monitoreo. El mejor monitoreo es de bajo perfil, aunque habrá momentos en los que está bien que le pidas a tu hijo información específica sobre a dónde va y con quién está.

La confianza es la clave para encontrar un equilibrio entre la necesidad de privacidad y responsabilidad de su hijo y su necesidad de saber qué está pasando. Si usted y su hijo confían el uno en el otro y se mantienen conectados, será más probable que comparta lo que está haciendo, se adhiera a las reglas y trate de cumplir con sus expectativas.

Mantenerse conectado con su hijo preadolescente

Puede mantenerse conectado y construir una relación con su hijo mediante el uso de interacciones cotidianas no planificadas, por ejemplo, una conversación informal durante el lavado. O la conexión se puede planificar. Esto es cuando hacen un tiempo especial para hacer cosas juntos que ambos disfrutan. Aquí hay algunas ideas para la conexión planificada y no planificada:

  • comidas familiares regulares
  • salidas familiares divertidas
  • tiempo individual con su hijo
  • reuniones familiares para resolver problemas
  • cosas simples y amables: una palmada en la espalda, un abrazo o un golpe en la puerta antes de entrar en la habitación de su hijo.

Escuchando y comunicando

La escucha activa puede ser una herramienta poderosa para mejorar la comunicación y construir una relación positiva con su hijo. Esto se debe a que la escucha activa es una forma de decirle a su hijo: "En este momento, usted es lo más importante para mí".

Aquí hay una guía rápida para escuchar activamente:

  • Pare lo que está haciendo y preste toda su atención a su hijo.
  • Mira a tu hijo mientras te habla.
  • Muestre interés y demuestre a su hijo que está tratando de entender.
  • Escuche sin interrumpir, juzgar o corregir.
  • Concéntrese mucho en lo que dice su hijo.

Negociación y gestión de conflictos.

Su hijo necesita aprender a tomar decisiones como parte de su viaje para convertirse en un adulto joven independiente y responsable. La negociación puede ayudar a su hijo a aprender a pensar en lo que quiere y necesita, y a comunicarlo de manera razonable.

También habrá momentos en que las negociaciones no funcionen, y usted y su hijo no estarán de acuerdo; esto es normal. Enfrentar el conflicto de manera efectiva puede fortalecer su relación con su hijo. También ayuda a su hijo a aprender algunas habilidades importantes de la vida.

Conversaciones difíciles

A veces, usted y su hijo pueden necesitar tener conversaciones difíciles. El sexo, la orientación sexual, la masturbación, el alcohol y otras drogas, las dificultades académicas, la salud mental, el trabajo y el dinero son temas de los que las familias pueden tener dificultades para hablar.

Abordar conversaciones difíciles juntos es una señal de que usted y su hijo tienen una relación saludable. Y también ayuda a mantener una relación cercana y de confianza con su hijo.

Aquí hay algunos consejos para manejar conversaciones difíciles:

  • Intenta mantener la calma. Si necesita un poco de tiempo para calmarse o reunir sus pensamientos, haga un tiempo para hablar más tarde en el día.
  • Asegúrele a su hijo que quiere hablar sobre el tema.
  • Hágale saber a su hijo que está contento de que quiera hablar con usted.
  • Escuche activamente a su hijo.
  • Evite ser crítico o crítico, o ponerse emocional.
  • Agradezca a su hijo por venir a usted.

Su hijo podría evitar conversaciones difíciles. Si esto sucede, podría tratar de reservar un tiempo cada día para hablar con su hijo. Hágale preguntas abiertas a su hijo y hágale saber que siempre que quiera hablar, le complacerá escucharlo.

Las amistades de tu hijo

A medida que los niños entran en la adolescencia, los amigos se vuelven cada vez más importantes. Las amistades positivas, de aceptación y de apoyo ayudan a los adolescentes a desarrollarse hacia la edad adulta, y usted puede desempeñar un papel importante en ayudar a su hijo a manejar las relaciones con sus compañeros.

Por ejemplo, solo tener una relación cálida y afectuosa con su hijo puede ayudarlo con sus propias relaciones sociales. Y alabar a los niños cuando los ves ser justos, confiables y solidarios los alienta a seguir trabajando en esos rasgos sociales positivos.

Conocer a los amigos de su hijo le muestra a usted que comprende lo importante que son estas amistades. Una forma de hacerlo es alentar a su hijo a que tenga amigos y darle un espacio en su hogar.

'Frenemies'
Las amistades adolescentes a veces pueden volverse 'tóxicas', y los amigos pueden convertirse en 'amigas'.

En lugar de hacer que su hijo se sienta bien, como si perteneciera y fuera aceptado, estas amistades pueden implicar desprecio, manipulación, exclusión y otros comportamientos hirientes.

Puede ayudar a su hijo a evitar amistades tóxicas si hablando con su hijo sobre cómo son los buenos amigos - Ellos son los que la cuidan, se preocupan por ella, la incluyen en las actividades y la tratan con respeto.

Relaciones románticas adolescentes

Las relaciones románticas son un hito importante en el desarrollo de su hijo. Pero no hay una edad adecuada para comenzar a tener relaciones: cada niño es diferente y cada familia se sentirá diferente sobre este tema.

Los adolescentes más jóvenes suelen pasar el tiempo juntos en grupos. Podrían encontrarse con alguien especial entre amigos, y gradualmente pasar más tiempo solo con esa persona.

Hablar con su hijo puede ayudarlo a tener una idea de si ahora es el momento adecuado para las relaciones. Si su hijo está interesado en las relaciones románticas, es posible que usted y su hijo necesiten hablar sobre comportamiento y reglas básicasy consecuencias por romper las reglas.

También es posible que desee ponerse de acuerdo sobre algunas estrategias sobre lo que su hijo debe hacer si se siente inseguro o incómodo.

Puede ser un modelo positivo para las relaciones respetuosas para su hijo en sus propias relaciones y amistades al tratar a su pareja, amigos y familiares con cuidado y respeto. Solo hablar respetuosamente de hombres y mujeres le hace saber a su hijo que usted piensa que todos son iguales y valiosos.